Al pie del cañón

Continúa la recuperación de Manuel Chaves Nogales (1897-1944), el reportero sevillano que hacía ‘nuevo periodismo’ 30 años antes que Truman Capote, el “pequeño burgués liberal, ciudadano de una república democrática y parlamentaria” (según sus propias palabras) que tenía el valor de ser un demócrata convencido cuando en Europa los totalitarismos se imponían a golpe de exterminio y que además se atrevía a decirlo y denunciar a fascistas y comunistas como enemigos de la libertad. Esa independencia podía costarte la vida por aquel entonces y explica que Chaves muriera exiliado en Londres tras abandonar España en noviembre del 36, asqueado y aterrorizado por la matanza en el país, aunque fiel al gobierno legítimo.

En esta merecida resurreción tienen mucho que ver la labor de una pequeña editorial, Libros del Asteroide, que está rescatando sus obras, y el trabajo de María Isabel Cintas, especialista en la obra de Chaves -acaba de publicar su primera biografía, Chaves Nogales. El oficio de contar-, que en un trabajo de investigación admirable y titánico ha recopilado en dos volúmenes publicados por Espuela de Plata los trabajos periodísticos escritos entre 1936 y 1939 por el que fuera director del diario Ahora para revistas y diarios mexicanos, ingleses y franceses.

El primero es La defensa de Madrid (216 págs, 20 €), una vibrante recopilacion de crónicas sobre el asedio franquista a la capital en noviembre del 36. Chaves nos lleva a las trincheras de la Ciudad Universitaria, los búnkeres y las calles de la ciudad sitiada y a punto de caer y consigue un equilibrio magistral entre la narración certera y urgente de los acontecimientos, la descripción precisa de personajes anónimos o no y la explicación de las maniobras políticas en la retaguardia. Destaca su retrato del general Miaja, el viejo militar que dirigió la resistencia madrileña cuando todos los políticos habían salido por patas, una figura heroica, “un triste personaje, un superviviente, un ser anacrónico que no sabe aún por qué está allí y por qué está aún vivo si sigue allí”.

El segundo libro, Crónicas de la guerra civil (244 págs, 20 €) reúne artículos escritos por el sevillano entre agosto de 1936 y septiembre de 1939. Son trabajos pensados para un público extranjero y de ahí el tono didáctico y explicativo con el que Chaves se lanza a dar sus claves sobre lo que pasaba y pensaba que iba a pasar en España. Resulta apasionante seguir los cambios de opinión del periodista a medida que se sucedían los acontecimientos, y si sus predicciones e interpretaciones que ahora sabemos fallidas provocan casi ternura y cierta perplejidad al leerlas, causa escalofríos la clarividencia, agudeza y penetración de Chaves al entender e interpretar correctamente sucesos que solo décadas más tarde acertaron a aclarar los historiadores.

  • Por: Francisco Jódar
  • Posteado el: 10.01.2012
  • Comentarios: Ninguno
  • Categorias: General

Los comentarios estan cerrados.